Capítulo 14: Algo inesperado....

Me puse muy triste cuando vi que ya no comentaban, lo estuve pensando y creo que tal vez esté será una de mis últimas entradas......espero que lo disfruten!!!!!!!!
--------------------------

Caminamos juntos hasta que llegamos a mi casa, subimos mis maletas a mi cuarto y luego bajamos, me despedía de él con un beso y se fue, tenía que entrar, en verdad los extrañaba, no los había visto por mucho tiempo, quería abrazarlos, pero se darían cuenta que algo no andaba bien, no los abrazaría pero por fin los volvería a ver, estaba tan contenta. Respiré profundo y toqué el timbre. Mi madre me abrió la puerta para luego dirigirse a la cocina, había preparado un rico pastel, usualmente ella no hacía eso, las cosas habían cambiado mucho, no pude aguantar y la abracé.
- Te quiero mucho, mamá – dije muy feliz.
- Yo también, pero ¿qué te pasa? Mi niña, tú no eres así. – preguntó y tenía muchas razones para hacerlo, usualmente no era muy afectiva.
- No nada, no te preocupes – ella sólo se limitó a mirarme extrañada para luego volver a lo que estaba haciendo, por mi parte subí las escaleras a mi habitación y vi a mi hermano, estaba dormido en su cama con muchos libros, desde cuándo se había vuelto así. Entré a su habitación para arroparlo, cuando veo de qué se trataban los libros, la evolución de los humanos, “Habilidades especiales”, desde cuándo él buscaba cosas así, entré en pánico, no, no quería que él se metiera en esto, correría mucho peligro, en su cuaderno estaba escrito:
“Cada persona a su vez evoluciona, cambios notorios a estos se les llama habilidades especiales, uno se desarrollan físicamente o psicológicamente, estos cambios aún no se comprueban…”
En mi mente tenía muchas preguntas cómo y por qué él buscaba a personas con habilidades especiales… no quería que se metiera en esto, él estaría mejor así, aunque era malo mentirles, tenía que hacerlo, debía hacerlo, no quería que estuvieran en peligro.
Mi hermano, empezó a moverse y se despertó, cuándo me vio, se alegró y me abrazó.
- Abigail, volviste, creía que me había vuelto loco… - mencionó mi hermano al mismo tiempo que me abrazaba tan fuerte que me quitaba el oxígeno.
- ¿Qué??? – le pregunté, había algo que no sabía, algo había pasado aquí, se suponía que todo estaría normal, que nadie se daría cuenta de que no estuve aquí por mucho tiempo, decidí preguntar antes de apresurarme podría ser por otra cosa
- – Abigail… por qué te fuiste sin decir nada, prométeme que no te irás de nuevo… - decía susurrando.
- Espera ¿qué es lo que estás diciendo? – pregunté empecé e pensar que sabía muchas cosas, que por su cuenta había conseguido preguntarse sobre mí.
- Abigail, nadie lo recuerda, pero yo sí, todos creían que estaba loco, pero el por qué no venías era mi respuesta, ahora lo sé… tú tienes una habilidad en especial… nos borraron las mentes a todos, esto tal vez funcionó para la mayoría, pero a mi nunca me pasó nada, cuando me di cuenta que no venías a casa empecé a atar cabos sueltos y lo resolví ¡EUREKA! – informaba como si lo que había descubierto fuera algo de lo que se enorgullecía.
- ¿Qué?? – aún seguía impactada con lo que me había dicho, debía negárselo, pero era inútil, él ya lo sabía todo.
- Abigail, tú tienes un poder o habilidad especial, como lo quieras llamar, sabía que te había pasado algo, te habían hecho algo, luego un compañero de tu clase con el que usualmente hablabas desaparece, mucha coincidencia, verdad, otro chico con el que conversabas, desaparece, extraño, tú nunca te vas sin informar algo a mi madre, pero esta vez te fuiste sin decir nada, no, espera, no te fuiste te raptaron, luego te secuestraron y no te dejaron salir… - mi mente aún no procesaba lo que habían pasado. - … Abigail no es necesario que me digas algo, porque yo ya lo sé, y aunque lo niegues muchas veces, no lo aceptaré – sostuvo mi hermano, sabía cómo era él, no se lo sacaría de la cabeza, pero esta vez si estaba hablando seriamente, nunca lo había visto tan seguro de lo que decía.
- Sí, tienes razón – declaré, no tenía sentido negarlo cuando él ya lo sabía todo. Pero cómo se había dado cuenta de que algo sucedía, entonces recordé algo que me dijo mi padre “sólo las personas normales miran las cosas normalmente, sin darse cuenta que hay algo más allá fuera de lo normal, de lo cual sólo se dan cuenta las personas especiales”.
- ¿Haz experimentado algo extraño o raro? – pregunté, tal vez podía ser lo que yo estaba pensando.
- En realidad sí, pasó mientras estaba durmiendo, te vi en un lugar, practicando, haciendo algo así como ejercicios, luego, vi a tu amigo por una foto y ese día soñé que entraba por una puerta enrejada, bueno, trataba.- él si que veía muchas cosas impresionantes, algo en verdad le sucedía, no quería que se involucrara, ya que si él sabía le podía pasar muchas cosas malas, al saber el secreto se desata tu curiosidad al querer saber más te enredas en preguntas y vas en busca de respuestas, por eso no quería que mi hermano supiera algo.
- ¡Por favor no le cuentes a nadie!- rogué a lo cuál mi hermano sólo sonrió.
- Hermanita nunca diré nada, somos familia por algo – dijo lo cual me reconfortó, él estaría bien, no lo involucraría en nada de la O.S.P.P.E, tenía que ocultarlo ya que si se llegaran a enterar de lo que le pasa a mi hermano, habrían muchos problemas, lo empezarían a seguir.
- Tienes que prometerme que actuarás normal como si nada hubiera ocurrido, mi madre, ni nadie debe saber sobre nosotros, ¿entiendes?, al descubrir tus poderes te enfrentas a un grave peligro – dije alertándolo, era a la O.S.P.P.E. a lo que en realidad se enfrentaba.
- Está bien, hermanita, recuerda que soy tu hermano mayor y no creas que protegerás todo en la familia, porque siempre pase lo que pase yo te protegeré y estaré para ti y para mamá siempre – al decir esto él me abrazó muy fuerte que por poquito me quitaba el oxígeno.
- Bueno hermanito tengo que hacer muchas cosas – al decir esto salí por la puerta y entré a mi cuarto, tenía que arreglarlo, tanto tiempo que no había estado allí, tantas cosas que habían pasado, entonces recordé algo…
Me agaché y debajo de mi cama estaba lo que había buscado, unos papeles los cuales sabía qué eran pero quería volverlos a leer, el primero era un sobre el cual contenía una tarjeta, esas de las que se ponían para entrar a un lugar y poner su clave, el segundo era un mapa que guiaba a un lugar de la casa, porque reconocía que señalaba un lugar que estaba cerca de la casa, y el tercero era una nota, esta decía:

“Hija, si encuentras esto es porque me ha pasado algo malo. Sigue el mapa, encontrarás un lugar que solo tú debes saber, tiene que ver contigo, es tu gran secreto, tu identidad.”






















Comentarios

Lorena Cullen Black ha dicho que…
olaa chica, al fin recupere mi blog :) ...y eso me ayudo a poder seguirte de nuevo :) ...cidate y ya me pse al correinte de tu historia...
PUBLICA PLIS...!!!

:3
Kelly ha dicho que…
me encanto el capitulo, ya quiero saber cual es la identidad
publica pronto
Kelly ha dicho que…
me encanto el capi ya quiero saber cual es su verdadera identidad

publica pronto

Entradas populares